Tanto en funcionamiento como parados pueden dañarse

El seguro de Equipos Electrónicos cubre los equipos asegurados desde el momento en que finalizada la instalación y/o montaje y realizadas las pruebas, estén preparados para comenzar la explotación normal, permaneciendo cubiertos tanto en funcionamiento o parados, como durante su desmontaje y posterior montaje con objeto de proceder a su limpieza, revisión o mantenimiento.

Toda agresión (agua, fuego, hombre, electricidad) que produzca daños al Equipo de forma súbita e imprevista.

Se cubren los daños al propio equipo y también pueden garantizarse de forma optativa otras coberturas, para que su empresa funcione perfectamente

Es un seguro idóneo tanto para Equipos Informáticos como para Instalaciones Electrónicas en general, así como para Equipos de Electromedicina